TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Lista de Deseos

¡Hola!

He publicado esta entrada para llevar un índice de los libros que me quiero comprar. Son tantos que llega un momento que me pierdo y no recuerdo todos con exactitud... ^^U

También es para guiar a aquellos bloggers que les gustaría un intercambio de libros conmigo y no saben si cuentan con alguno que me interese. Pero os recuerdo que esto es para orientaros, no es una lista cerrada. La iré modificando y actualizando a medida que me haga con los libros.
















Saludos ;)

jueves, 24 de noviembre de 2011

Lunes - 14

Mierda... Nada más salir de casa, July se dio de bruces con un gigantesco atasco: toda la autovía estaba hasta los topes. Coches, furgonetas y camiones se apelotonaban en un cuello de botella que se formaba al disponer de cuatro carriles a simplemente dos.  
Así que subió el volumen de la música y se armó con grandes cantidades de paciencia y resignación.  Lo peor de todo era que, cuanto más tiempo estuviera metida en aquel embotellamiento, estaría menos minutos con Alex...
Como ambos tenían la costumbre de llegar muy pronto -disponían de toda la clase para ellos-, solían quedar para charlar tranquilamente... un instante para compartir , sin amigos pesados ni cotillas que metieran las narices. Sin embargo, aquella mañana ya podía irse despidiendo porque tendría coche para rato. Su oportunidad de estar a solas con él se fue al cuerno.
¡Por fin!

martes, 22 de noviembre de 2011

Jueves - 10

Como siempre, Julya entró en clase a temprana hora de la mañana y ocupó el mismo sitio de todos los días. 
En la universidad no había reglas, no había ningún manual que determinara lo que estaba o no permitido hacer. ¡Faltaría más! Ya no somos niños. 
Los alumnos se respetaban unos a otros, así como el asiento que usaban. A Julya le gustaba comprobar que, los días que llegaba algo más apurada, su mesa la esperaba totalmente libre.
La puerta se volvió a abrir. Ella levantó un segundo la vista del libro y observó en silencio. Alex entró con su andar tan característico: cansado; como si soportara un peso que nadie pudiera ver. Saludó levantando un poco la barbilla y se tumbó sobre su mesa, estirando los brazos hacia el respaldo del asiento de July. Ella se estremeció de frío al verle vestido con una simple camiseta de manga corta.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Sábado - 29

Julya llamó al timbre e inmediatamente oyó ladridos al otro lado de la puerta. Su amiga Sharon abrió, pero su pastor alemán pasó primero. Giró un par de veces a su alrededor, olisqueándola. July alargó una mano para acariciarlo, pero el animal se apartó, temeroso, y regresó a su cama, donde se enroscó como un ovillo; aunque no dejó de observarlas.
July se encogió de hombros, sin darle la menor importancia. Siempre tan cobarde...
—¡Hola! —saludó dando un par de besos. ¿Ya estáis todas?
—Sí. Llevamos ya un rato con la guitarra.
—¡Ah, guay! ¿Cuándo me toca?
—Laure ya está terminando.
July dejó el bolso sobre la mesa del salón y se deshizo del abrigo, que colgó en el respaldo de una de las sillas. Luego se sentó en el sillón que quedaba libre y vio cómo su amiga tocaba. Tiene tan poco salero que dan ganas de darle una colleja ^^U

martes, 15 de noviembre de 2011

Miércoles - 26

Julya tenía una capacidad de concentración muy peculiar: disfrutaba de vista y oídos selectivos. Había aprendido a omitir todo aquello que no deseaba, ya fueran vistas desagradables -como antiguos compañeros de colegio con los que no hizo buenas migas- y ruidos molestos, entre muchas cosas... De hecho, aprovechaba esa capacidad para aislarse de todo el mundo en cuanto abría un libro.
—¡Llámale!
July levantó la vista al instante y miró a su izquierda: Chris estaba de pie junto a ella. ¿Qué pasa?  
Interesada por el tira y afloja entre sus dos compañeros, la joven puso el punto de lectura y dejó el libro sobre la mesa. Apoyó un brazo en su respaldo y los observó en silencio.
—¡Vamos, Xavier, llámale! —pidió Chris, entre divertido y frustrado.
—¡Hazlo tú! jajaja
La risa de Xavier era corta y seca, muy rara en él. Aunque era un chico al que le gustaba mucho sonreír, no era muy aficionado a las carcajadas. 

lunes, 14 de noviembre de 2011

Jueves - 20

Julya llegaba con prisa y hambre. No había tenido tiempo de desayunar en casa y no veía el momento para hincarle el diente a uno de los donut que había en la máquina. Pero el problema es que siempre estaban helados, tanto que no saboreaba el chocolate. Lo que solía hacer era comprarlo primero y esperar a que se descongelanse durante una hora. Por lo tanto, nada más llegar a la universidad y antes siquiera de entrar en clase, se detuvo un momento. 
Las monedas tintinearon en sus manos y las introdujo rápidamente. Justo cuando pulsó el código y la anilla empezó a moverse, se atascó: su querido desayuno se quedó suspendido, ni dentro ni fuera de la máquina; totalmente lejos de su alcance.
Julya, con la rabia pintaba en la cara, zarandeó la máquina, tratando de hacer que volviera a funcionar, pero no hubo manera. Metió la mano a ver si le había devuelvo el dinero, pero tampoco. Con un bufido de frustración, volvió a sacudirla.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Lunes - 17


Apenas quedaban unos minutos para que la presentación de Sistemas empezara, y no había aparecido ni un tercio de los alumnos matriculados. Estaba claro la profesora, Anabel, no simpatizaba con todos, por no decir ninguno.

Andrew -otro de los compañeros de July- se dejó caer justo a tiempo, y se sentó en el sitio que ella le había guardado. Precisamente por estos detalles, debían estar agradecidos, pero July jamás pedía las gracias, aunque a veces las necesitara... De todas maneras, Andy era un chico consecuente: siempre devolvía los favores; y esa mañana la sorprendió con un libro. ¡Juego de Tronos! Julya le había pedido en repetidas ocasiones que se lo prestara, y por fin se lo había llevado. Era un enorme tocho de seiscientas páginas; no sólo sabía entretener, sino que era un arma perfecta si en algún momento se encontraba en apuros... ^^U

sábado, 12 de noviembre de 2011

Miércoles - 12

Primer día nada más regresar de las vacaciones de Navidad...  ¡Qué pereza! >.< Primer día de la aburrida rutina... 

A esas horas de la mañana, Julia no era precisamente la alegría de la huerta; y ella lo sabía. Con un suspiro, cerró el grifo del agua fría y se secó la cara con la toalla, pero no terminó de espabilarse. Se movió por la casa como uno de los zombis de las películas de miedo que tanto le gustaban, aunque a diferencia de ellos, July no buscaba jugosos cerebros, sino las llaves del coche. Al final dio con ellas rebuscando en el salón, en uno de los ceniceros de cristal que había puesto su madre para decorar la mesa principal.


viernes, 11 de noviembre de 2011

Lunes - 10

¿Qué es un blog? ¿Para qué sirve un blog? 

Eso fue lo primero que le vino a la cabeza cuando empezó a navegar por la red. Era una cuestión muy oportuna, teniendo en cuenta que a partir de entonces iba a tener su propio blog... ¡pero no sabía para qué!

Así que ahí estaba, dando vueltas en su silla giratoria; las paredes azules de su dormitorio se convertían en un borrón confuso ante sus ojos. Pensativa, intentaba averiguar qué haría con su "maravilloso" blog. Seguramente habría días en los que ni se acordaría de él, o por el contrario, ¡tal vez escribiría muchísimas entradas en una misma hora! Nunca se sabía. Así funcionaba Julia, por impulsos...