TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 30 de marzo de 2012

¿Hacemos palomitas? - In Time


Ficha Técnica

Título: In Time
Título original:
In Time
Año: 2011
Duración: 109 minutos.
País: USA 
Productora:  New Regency Pictures
Director:  Andrew Niccol
Guión:
Andrew Niccol
Género: Ciencia-ficción, Suspense
 

Sinopsis

En el año 2161, el gen del envejecimiento humano ha sido desactivado. Todas las personas nacen con un contador en el brazo que se activa a los 25 años, a partir de los cuales si llega el reloj a cero morirán. La única manera de seguir vivo es ganar, robar o heredar más tiempo, el cual es considerado, literalmente, dinero.
Will Salas (Justin Timberlake) trabaja en una fábrica situado en el gueto de Dayton,  donde la gente muere por las calles debido a que no tienen tiempo para poder vivir. 
Will vive minuto a minuto y, harto de esas condiciones y de que los ricos puedan vivir eternamente, decide hacer justicia y equilibrar la balanza del tiempo. Para ello tendrá que arriesgar su vida y hacer frente al guardián del tiempo: Raymond Leon (Cillian Murphy), acompañado por la hija de un multimillonario a la que ha secuestrado, Sylvia Weis (Amanda Seyfried).



Trailer en castellano



Opinión Personal  

"In Time" forma parte de las películas futuristas que intentan desconcertar al espectador, aunque no tanto como "Matrix". También hay que decir que no debemos contar con coches voladores, ni modernos rascacielos. Destaca el tono verde de los contadores y hacen que nos obsesionemos con el tiempo y nos vuelvan locos, al igual que Tom Cruise en "Minority Report".

En los tiempos que corren, un film como este resulta bastante apropiado. In Time se usa como medio para denunciar los abusos de poder, las injusticias sociales y para cuestionar un sistema que está patas arriba.

El reparto está formado por conocidos del cine y televisión, entre estos encontramos a Justin Timberlake, que está aumentando día a día su cache como actor;  le acompaña una sobresaliente Amanda Seyfried, que no tiene miedo a ningún papel, y un gran Cillian Murphy.

Los secundarios más conocidos de la película: Olivia Wilde ("House"), Matt Bomer ("Ladrón de guante blanco"), Alex Pettyfer ("Soy el número cuatro") y Johhny Galiecki ("The Big Bang Theory").




Andrew Niccol es el encargado de dirigir y escribir el guión de esta película. 
Se podría decir que es un director original, aunque sus historias no sean en algunas ocasiones las más arriesgadas del mundo. Elabora un argumento que, durante la primera media hora, resulta original, interesante y emocionante: nos introduce en una sociedad distópica, visualmente atractiva, donde el dinero ya no importa y los seres humanos trabajarán, robarán o matarán para conseguir unos segundos más de vida. ¡Muy original!

Sin embargo, la película va perdiendo el rumbo. Aunque entretiene con más o menos buen ritmo, la historia se va convirtiendo en algo demasiado simple; la profundidad y originalidad conseguidas al inicio, se pierden sin remedio. 
Está claro que el director intenta hacernos llegar su mensaje, una evidente denuncia social, pero Niccol no ha escogido la mejor manera de enfocarlo...

La música está compuesta por Craig Armstrong y aunque su trabajo es muy bueno, no llega ni de lejos al que hizo en el film de Nicole Kidman y Ewan McGregor “Moulin Rouge”.

La historia de amor de los protagonistas resulta muy forzada. Justin Timberlake y Amanda Seyfried, aunque correctos, forman una pareja bastante insípida y la poca química que hay entre los dos no termina de cuajar. 
Es mucho más interesante cuando Timberlake comparte escenas con Olivia Wilde, protagonizando uno de los momentos más intensos. 

A lo largo de la película, nos muestran retazos del pasado de los personajes, incluso intuimos cierta conexión entre Timberlake y Cillian Murphy, pero no se desarrollan bien y algunas de las historias quedan sin resolver. 
Además, tanto la misión de Timberlake como la investigación policial que lleva a cabo el personaje de Cillian Murphy están faltas de emoción, provocando situaciones de persecución en las que no se tiene sensación de peligro o amenaza para los protagonistas.

La película nos hace reflexionar: hace que nos planteemos hasta qué punto aprovechamos nuestras vidas y cómo serían en el caso de que supiéramos que se van a agotar en unas cuantas horas, pero a pesar de todo ello, y de contar con una premisa tan interesante y prometedora, Andrew Niccol no sabe dirigir "In Time" a buen puerto. Le faltan ambición y fuerza para llegar más alto, por lo que termina transformándose en un relato algo soso y demasiado obvio; se queda a las puertas de ser una memorable obra de ciencia ficción.

Saludos ;)

9 comentarios:

Talisman Dreams dijo...

Pasé muy buen rato con esta película. A mí es que me encanta Justin, así que no soy muy imparcial xD

¡Un besote!

HROCIOG dijo...

A mí me gustó, pero esperaba más. Un besito^^

Hancastera dijo...

No conocía la película y tiene una pintaza (me encantan los mundos distópicos), es una pena que la trama vaya perdiendo y se haga simple.
Muy buena crítica
Besitos ^.^

Tania dijo...

Me encantó la película ^^ pero como dices, la historia de amor está forzada, no sale de ellos, no se como decirlo ><
Los personajes me encanta <3 todos, sobretodos Justin haha
¡besos!

Lana Drown dijo...

No pasará a la lista de mis películas favoritas, pero la verdad es que me gustó, disfuté con ella ;)

Matias Fernandez dijo...

La verdad que el concepto me parecio muy novedoso y copdo pero creoq ue no lo alcanzaron a desarrollar debidamente, ademas me quedaron muchas dudas cuando termine de verla.

Son el seguidor 50¡¡¡¡¡¡¡

Buena reseña y gracias

Saludso

Nuemiel dijo...

¡Gracias por vuestros comentarios!
Y bienvenidos a los nuevos seguidores jeje =^^=
Saludos ;)

La Mujer (MAD) dijo...

Esta película tengo muchas ganas de verla, recuerdo que le vi una pinta buenísima cuando la anunciaron.

Pero es que los temas de amor en este tipo de películas.....

Ana Mª García dijo...

Me gustó mucho esta película, la he visto dos veces y no me cansa.