TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¡¡Sorteo 6º Aniversario!!

¡¡Sorteo 6º Aniversario!!
Hasta el 11 de Enero de 2018

viernes, 15 de junio de 2012

¿Hacemos palomitas? - Project X


Ficha Técnica 

Título: Project X
Título original: Project X
Año: 2012
Duración: 88 minutos.
País: USA
Productora:  Warner Bros. Pictures International España
Director: Nima Nourizadeh
Guión: Matt Drake y Michael Bacall
Género: Comedia



Sinopsis

Tres estudiantes del último curso del instituto quieren darse a conocer y para ello piensan montar una fiesta que nadie pueda olvidar. Pero la fiesta queda completamente fuera de control y todo queda grabado. Las noticias corren como la pólvora y arruinan sueños, manchan el historial de las personas y nacen leyendas.


Trailer en castellano



Opinión personal

La narración es muy sencilla: tres amigos deciden organizar la mejor fiesta de sus vidas. La cinta se centra en mostrar los preparativos de dicha fiesta, el inminente caos y las futuras consecuencias que el hecho acarreará en la vida personal de cada uno.

Vemos un perfil adolescente motivado por la música y por la falta del orden; el sexo, el descontrol, las drogas, la fuerte música y el caos que reinan en la fiesta.

Un comienzo que tiene raíces en películas como Supersalidos y luego, una vez comenzada la fiesta, un despiporre que quiere parecerse a Resacón en Las Vegas

El problema es que es una comedia donde, en vez de las risas, lo más importante son las locuras que pasan en la fiesta, y cualquier aspecto reflexivo sobre la adolescencia desaparece de escena; lo ideal habría sido retratar la adolescencia actual a modo de cortometraje. 


El relato está dirigido a un público adolescente, así que han elegido la típica excusa de grabar un documental para justificar el uso de la cámara en mano, con planos vertiginosos, rápidos y múltiples desencuadres. 

Poco después de la presentación de los personajes, este recurso es olvidado por completo y, lo que en algunas películas podría funcionar como una herramienta más para jugar con la imagen, aquí dejan de lado la técnica, que pierde importancia y está desaprovechada.


Nos encontramos ante una película superficial, con muchos golpes de efecto: son varias las escenas en las que el sexo, la droga, el alcohol y la locura se apodera de la imagen, creando un caos visual que responde al espíritu enérgico de la película, pero que se esfuma en cuanto aparece alguna situación un poco más tranquila.  

Project X es exagerada, caótica, falta de originalidad y con excesos poco creíables. Hay momentos que me parecía surrealista por la cantidad de burradas que hacen, cada cual más peligrosa que la anterior. Precisamente, en cuanto la muchedumbre toma éxtasis, la película se convierte en una suceción de escenas sin control ni sentido; una auténtica jungla. ¡No puedo creer que haya tantas horas en una noche para montar la que montan! De hecho, sólo podía imaginar un desenlace trágico para que tuviera fin la fiesta (y el protagonista gordito tenía muchas papeletas para acabar estampado en el suelo).

He echado en falta risas, porque la película carece totalmente de humor. Falta un guión bien escrito, que profundice en las relaciones que se van presentando. Al cabo de una hora, la cinta se vuelve aburrida, en ciertos puntos soporífera, y sólo quieres que llegue el final de una vez y saber cómo narices van a salir bien parados del cacao que se ha organizado.

Además nadie del reparto destaca, ni siquiera los protagonistas están bien definidos ni caen simpáticos al público; aún así, el  trío protagonista, interpretados por Thomas Mann, Oliver Cooper y Jonathan Daniel Brown, nos muestra con bastante realismo cómo afecta la popularidad a la personalidad de un adolescente; al menos en ese aspecto, transmiten cierta naturalidad durante la mayor parte de la función.


Una de las claves para entender el éxito que está cosechando Project X es el hecho de que esquiva la mojigatería y muestra abiertamente el abuso, tanto de alcohol, como drogas o sexo (una pierde la cuenta de la cantidad de tetas que aparecen en pantalla). De ahí que sea una absoluta locura, que en algunos momentos roza lo demencial. Puede hacer reír por lo inesperado y absurdo de ciertos acontecimientos, pero precisamente por eso, es imposible que nadie quiera verla una segunda vez.

En definitiva, Project X no funciona como comedia. El resultado final es una chorrada por la que no merece la pena pagar ni para pasar el rato en una tarde de aburrimiento (al menos, ese fue mi caso)

Aún así, vista en su conjunto, tal vez llegue a convertirse en una de esas películas que marcan tendencia gracias a las numerosas ideas que nos dan para hacer nosotros mismos una fiesta salvaje. ¡Hasta que salga el sol!

Saludos ;)

2 comentarios:

aldogal dijo...

Ummm lo que vi de esta película (vivo en un pueblo de Nicaragua donde no hay cine y las películas que se estrenan este ano las tengo que ver el proximo por el cable jajajaja) fue un documental donde se comentaba como se hizo la idea y el por que, y te digo la verdad, no me llamó en nada la atención, veo mas divertida Up JAJAJAJAJA, no es original y bastanta surrealista, pienso que el respecto esta mejor American Pie, pero bueno, al parecer esta cosechando cierto exito en las marquesinas, pero buena, no la considero...

Sileny dijo...

Pues yo pensaba que se iba a parecer bastante a Resacón en las Vegas y quería verla por lo mismo, pero vamos, visto lo visto no en el cineXD
Besotes!