TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 27 de julio de 2012

¿Hacemos palomitas? - La casa del lago


Ficha Técnica

Título: La casa del lago
Título original: The lake house
Año: 2006
Duración: 105 minutos.
País: USA
Productora: Warner Bros
Director: Alejandro Agresti
Guión: David Auburn; basado en la película Siworae (Il mare) de Lee Hyun-seung.
Género: Drama romántico



Sinopsis

Con la sensación de que es el momento para efectuar un cambio en su vida, la Dra. Kate Forster abandona su trabajo en las afueras de Illinois para trabajar en un ajetreado hospital de Chicago. Sin embargo, le da reparo dejar atrás la bellísima y original casa que ha estado alquilando. Un refugio amplio y de alto diseño con enormes ventanales que dan a un tranquilo lago; es un sitio que le hace sentirse totalmente libre. 

De camino a la ciudad, Kate deja una nota en el buzón dirigida al próximo inquilino de la casa del lago, pidiéndole que le envíe el correo que le llegue. 

No obstante, el nuevo inquilino, Alex Wyler, se encuentra un panorama muy distinto: la casa está muy abandonada, polvorienta, sucia y el jardín invadido por la maleza. La casa tiene un significado especial para Alex porque, en otros tiempos felices, la edificó su padre. Alex, un talentoso pero frustrado arquitecto que trabaja en una sede de construcción cercana, se compromete a devolver a la propiedad su belleza original. 

Wyler, en principio, no hace caso a la nota de Kate hasta días después, momento en que decide cartearse con ella y descubre que viven en años distintos, ella en 2006 y él en 2004, pero ambos están luchando contra sus decepciones pasadas e intentando comenzar de nuevo.


Trailer en castellano



Opinión personal

Es sorprendente cómo, en un momento de aburrimiento, una hace zapping en diversos canales y se da de bruces con esta espléndida película. ¡Y ahí estaba yo! Acurrucada cual gatito, mansa y relajada, viendo por enésima vez una de las películas más bonitas que pueda recordar.

La casa del lago es un romance clásico: hombre y mujer se conocen, se enamoran, pero (oh! desdicha) un tremendo abismo les separada. ¿Cuál es en este caso? El tiempo. Ella vive en la actulidad, mientras que él transcurre dos años atrás. ¿Cómo es eso posible? Sin duda, es uno de los tiks del argumento de la película: la capacidad de intercambiar las cartas. ¿Cómo dos personas que viven en años diferentes pueden escribirse? ¿Cómo hará el guionista para explicar tal incoherencia? Pues... no lo sé.

Afortunadamente no lo explica, dejando que la magia de la historia se desarrolle de forma natural, como si fuera algo muy cotidiano, que nos pudiera pasar a cualquiera en nuestras vidas. 

El guionista, David Auburn consigue un perfecto equilibrio entre fantasía, romance, drama y comedia. Con diálogos inteligentes y cuidados, expone la complejidad interior de cada personaje y desnuda sus sentimientos.

Nos ofrece una película bien hecha y amena que cuenta con algunas escenas con reflexiones muy profundas que quedarán flotando un tiempo en nuestra mente. Se trata de una recomendable alternativa para todos aquellos que estén hartos de las superproducciones de Hollywood, de las cintas infantiles, de los relatos de terror o de las comedias para adolescentes.



Dirigidos por Alejandro Agresti, Keanu Reeves y Sandra Bullock protagonizan este remake de un largometraje coreano del año 2000 que nunca llegó a estrenarse en España. Ha tenido que transcurrir más de una década para que ambos intérpretes se vean de nuevo las caras en la gran pantalla, compartiendo una película de lo más recomendable. 

Cuando se reunieron con Keanu Reeves para explicarle el argumento del film, el actor prefirió declinar amigablemente la oferta y optó por trabajar antes en otras producciones como la trilogía Matrix, Premonición o Cuando menos te lo esperas

En cambio, Sandra Bullock sí decidió involucrarse. La actriz, tras unos cuantos fracasos, consiguió sintonizar de nuevo con el público gracias a Miss agente especial, combinando desde entonces en su carrera los títulos comerciales con otros bastante más arriesgados.




Y, sin duda, el reparto es una de las bazas ganadoras de la película. Se trata de la suma de dos estrellas que, siendo independientes, no brillan demasiado.

Por un lado Reeves nunca ha sido muy creíble a la hora de hacer de "galán", pero en esta película su desenfadado estilo lo hace agradable y mucho más cercano que otros actores o modelos sin personalidad que sólo consiguen papeles principales por su apariencia física. Y Bullock interpreta el clásico papel de adorable atolondrada. 

Puede que ambos no ofrezcan actuaciones muy sobresalientes, pero funcionan a la perfección en esta película; nos encontramos con una química increíble entre los protagonistas.

¡Ah! No quisiera olvidarme de la banda sonora de Rachel Portman, siendo su música suave y placentera, y adquiriendo mayor intensidad cuando busca describir determinadas emociones de los protagonistas.


A mí normalmente el romance no me gusta, pero esta película tiene un estilo fresco y un enfoque diferente a la hora de narrar la típica historia de amor. Junto con Posdata, te quiero y Noviembre dulce, forma parte de mi reducido grupo de películas románticas. 


Por supuesto, os recomiendo encarecidamente que veáis las tres, aunque ya haré la crítica de las otras dos a su debido tiempo.


Saludos ;)

3 comentarios:

Rebeca de Winter dijo...

No la he visto pero la tengo fichada hace tiempo. Me encantan estos dos actores aunque los "entendidos" los critiquen, a mí me da igual, me lo paso bomba con ellos y también con este tipo de películas. Besos.

Uka dijo...

Yo también la vi de casualidad en la televisión, hace ya un par de años, aunque me habían hablado de ella. Es muy especial como se entrelazan sus vidas y sus tiempos, y hacen que sea una producción preciosa.
Comparto completamente tu opinión.
¡Besitos!

aldogal dijo...

Te confieso que he visto solo parte de esta pelicula en mas de una ocasión, un ex amigo, me la recomendaba mucho, al igual que tu siempre la mira, nunca le aburre, aunque siempre he intato verla nunca he logrado conectarme con ella...