TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 14 de mayo de 2013

La lluvia es una canción sin letra




  • Autor: Ángel Gil Cheza
  • ISBN: 978-84-8365-6778
  • Editorial Suma de Letras
  • Año: 2014
  • 320 págs
  • Precio: 17€


Una joven irlandesa y un muchacho nórdico protagonizan una historia inolvidable inmersos en la primera gran lucha del segundo milenio en la bahía de Dublín, la Batalla de Clontarf, entre vikingos e irlandeses.

Mil años después, un joven librero valenciano que viaja a Irlanda, se infiltra en un mundo fascinante formado por arqueólogos venidos de todas partes. Encontrará un hallazgo que le cambiará como persona.

Lluvia, amistad, arqueología, besos, batallas, amor, sangre, sexo, barro, cerveza... cada página es una estupenda excusa para sentir emociones y continuar.




El libro se divide en dos historias. La primera se desarrolla en 1014 y el protagonista es un bravo vikingo llamado Thorgest, en cuyo camino se cruza Eimear, una muchacha que esconde multitud de secretos. La otra cara de la moneda es Josep, un arqueólogo frustrado del año 2004. Aparentemente ninguna de las dos tramas tienen relación, pero todo queda enlazado cuando Josep encuentra unos restos  humanos que pueden llegar a ser el descubrimiento del siglo XXI.

Hacía bastante tiempo que no leía "a dos voces", así es como llamo a este tipo de novela. Las aventuras del vikingo me tuvieron enganchada, me encantan las espadas, batallas, sangre, desesperación... En cambio, el arqueólogo era bastante soso; sus días excavando no eran muy interesantes que digamos.

El estilo del autor es lo mejor de todo, es quien te anima a seguir leyendo. La documentación es excelente; el libro está cargadito de anécdotas, datos, detalles y fechas relacionados con los vikingos e irlandeses. 

Los personajes son muy interesantes, y Thorgest me gustó más que ningún otro. Pero tuve problemas con los nombres porque aparecen bastantes secundarios con unos nombres horrorosos casi impronunciables y era difícil quedarme con todos ellos.

El final es agridulce: una de las historias termina bien y la otra mal (como era de esperar) Me dio rabia que la de Thorgest parece quedarse un poco cortada, y el resto de páginas se las lleva Josep, quien no era precisamente santo de mi devoción. Pero en su conjunto, el libro termina bien.

Nos encontramos ante una novela bastante buena. Estuve muy interesada y entretenida con la lectura. Por eso, a pesar de tener un título bastante insulso, dadle una oportunidad porque os va a sorprender para bien.

¡Gracias al autor por el ejemplar!

Saludos ;)

2 comentarios:

aldogal dijo...

Ummm pues se ve un poco interesante, muy bien, al contrario de tí, la portada si me gusta y el título me atrea poderósamente, amo la lluvia, quizás sea por eso jajajajjajajaj

Carmen Forján dijo...

A mi la portada me gusta aunque no me encaja mucho con la trama que nos cuentas. El problema es que no leo en digital, pero si estuviese en papel me animaría a su lectura...
Besos,