TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 2 de julio de 2013

Almas cruzadas



  • Autor: Elizabeth Chandler
  • ISBN: 978-84-0800-7609
  • Editorial Planeta
  • 298 págs.
  • Almas gemelas #2
  • Precio: 16.95€

Sinopsis



Hace un año que Tristan murió. Ivy y sus amigos deciden pasar el verano en la playa, trabajando en el pequeño hotel de la tía de Beth. A todos les apetece poner un poco de distancia con los lugares de siempre, tan marcados por la ausencia de Tristan. Son días muy difíciles y tienen que pasar página, cada uno a su manera. Ivy sólo tiene ganas de pasear junto al mar con sus amigos, pero un fatal accidente trastoca de nuevo su vida...

Cuando Ivy despierta en el hospital conoce a Guy, un chico un tanto extraño y misterioso que ha perdido la memoria. No se habían visto antes pero a ella le resulta extrañamente familiar. Pronto se harán inseparables, como lo eran ella y Tristan. ¿Es posible que el amor venza a la propia muerte?



Fui lo suficientemente lista como para no leer la sinopsis porque destripa el inicio del libro (y el resumen que he puesto arriba está ligeramente retocado), así que al empezar la lectura estaba ansiosa por saber si volvería a aparecer Tristan o Lacey, si alguien moriría, ¡qué narices iba a pasar!

Cuando Ivy sufre el accidente de tráfico y la salva su querido ángel, no entiendo por qué ninguno de sus amigos la cree (¡después de TODO lo que vivisteis juntos, ¿aún tenéis dudas?!) Yo flipo, colega... Imagino que es una muestra de cómo reaccionarían tus conocidos si les dices que un ángel te ha salvado de la muerte.


En este libro todas las cosas se tuercen: surgen celos y desconfianza, las amistades se deterioran, el amor se rompe... El cariño que se profesaban entre sí se pierde cuando aparece Guy. El pobre chico se ve en medio de la refriega, y tanto Will como Beth lo utilizan como excusa para lanzar ataques contra Ivy. Yo, sinceramente, lo veo injusto. Guy es un chico encantador y es normal que Ivy intente ayudarle.


Es una lástima que en este libro se haya perdido gran parte de la magia del anterior, y todo es porque Philip, Lacey y Tristan apenas aparecen y eran los personajes con más fuerza de todos.
Al principio estaba mosqueada con Ivy porque, a pesar de seguir muy mal por la muerte de Tristan, decide empezar una relación con Will (vamos que le está usando como chico-tirita) Le quiere como amigo, no como un novio, y eso no me parece nada bien.
Beth y Will se vuelven unos antipáticos, siempre frunciendo el ceño y mosqueándose a la mínima. Con unos amigos así, ¿quién necesita enemigos? ¡Ah! Si en el primer libro Suzanne era la amiga egoísta que jamás piensa en los demás, aquí su papel se ha dividido en dos: Kelsey y Dhanya;  por lo tanto, me caen igual de mal.

Lo que no me ha terminado de convencer es la simplicidad de todo el libro. Lo que más abundan son las reflexiones y momentos de soledad de la protagonista, que ciertamente son agradables de leer, pero no estaría mal un poco más de acción. 
Esta primera parte sabe a poco porque es demasiado corta, en las pocas páginas que tiene apenas pasan cosas interesantes, aunque sí las suficientes para que quieras saber cómo continúa. Lo malo es que no sé cuánto tiempo habrá que esperar. Deberían haber hecho como en Almas gemelas y reunir la trilogía completa en un solo libro. Aunque claro, para la editorial es mucho más rentable venderlos individualmente...

Si alguno tiene noticias del siguiente libro, ¡por favor!, decidmelo.


Saludos ;)