TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 7 de noviembre de 2013

Wicked. Memorias de una bruja mala




  • Autor: Gregory Maguire
  • ISBN: 978-84-0808-5812
  • Editorial Planeta
  • Año: 2010
  • 575 págs.
  • Libro 1/4.
  • Precio: 9.95€ (Tapa blanda)






En un pueblo de pescadores de Munchkinland ha llegado al pueblo un teatro de títeres cuyos espectáculos irreverentes están haciendo estragos en la comunidad. Esa noche nace la primera hija de Melena, la recién nacida se llama Elphaba, tiene la piel verde y unos dientes de tiburón con los que arranca los dedos de la comadrona.

En este clásico de la fantasía contemporánea se dibuja un mundo rico y lleno de vida donde los animales hablan y luchan por ser respetados como ciudadanos de primera clase y donde una ingeniosa, irritable y poco comprendida niña verde pone en tela de juicio la naturaleza del bien y del mal hasta convertirse en la Malvada Bruja de Oeste. Pero no es cosa fácil ser la mala del cuento...


Después de tantas lecturas juveniles, Wicked ha sido un reto liberador. Por supuesto, para embarcarse en esta aventura, antes hay que conocer el cuento El mago de Oz, sino uno se pierde y no entiende los guiños que hace el autor.
Al principio cuesta hacerse con el vocabulario (repleto de palabras que no conocía) y a los diálogos largos y recargados que muchas veces no llegaban a ninguna parte... Pero una vez que te acostumbras, se convierte en una lectura entretenida, divertida y absorbente.

La protagonista es Elphaba (también llamada Elphie o Fabala) una niña que representa todo lo contrario a lo que son los bebés: no llora, no habla, evita que la toquen y le gusta jugar con cosas grotescas desde temprana edad. Todos en la familia la temen y la repudian: su padre sacerdote, que piensa que es un castigo divino; su madre adúltera y borracha, piensa que es su recompensa por romper sus votos de matrimonio... Sólo su Nana le da una oportunidad e intenta criarla como a cualquier otro niño, y lo consigue.


Cuando pasan los años la envían a un internado para señoritas, y allí deberá enfrentarse a niñas pijas que la ridiculizan por su piel verde o su tosco vestuario. Las mismas que envidian su sedoso y largo cabello negro o su belleza innata. A pesar de las apariencias y de su carácter impulsivo y deslenguado, Elphaba se hace amiga de Galinda, la más hermosa y popular de las alumnas del internado, y de Boq, un muchacho ingenuo que bebe los vientos por Galinda y pide ayuda a Elphie para cortejarla.


Es curioso que al principio a Elphaba no le guste la magia, todo lo contrario, se especializa en naturaleza y ciencias. Se ve obligada a usarla y llamarse Bruja para vivir tranquila durante un tiempo hasta que las cosas se tuercen... En cambio, su amiga Galinda sí elige desde el principio estudiar magia, y más tarde se cambia el nombre por Glinda, la famosa Hechicera.


Los problemas comienzan con el asesinato del profesor Dillamond, quien estaba a punto de hacer un gran descubrimiento con sus investigaciones. Elphaba, que era su ayudante, decide continuar por su cuenta para averiguar qué puede ser tan importante como para matarlo, y sus sospechan recaen sobre el gran Mago. Abandona su cómoda vida para trasladarse a la Ciudad Esmeralda e ingresar en las fuerzas rebeldes y hacer frente al soberano de Oz, que está gobernando como un tirano.


Wicked no es un libro predecible, en ningún momento sabes lo que va a ocurrir e intentar adelantarse a la historia no sirve de nada porque nunca aciertas. Tampoco es una lectura para niños ni personas acostumbradas a tramas simplonas y sin fundamento. Es un libro filosófico que pretende hacer pensar al lector sobre política, moralidad, compromiso... Entretiene, por supuesto, pero eso es secundario. 


Sin embargo, no me gustan nada los saltos temporales tan bruscos. Primero Elphaba tiene 3 años, luego 17, 23, 30, 37... Constantemente hay que volver a conocer a la protagonista y adivinar qué ha pasado entre tanto. ¡Es un  lío! Como cualquier libro, tiene capítulos que son más densos y ponen a prueba la paciencia del lector, pero por suerte son más cortos que el resto.


La moraleja de este libro es sencilla: nadie es malo o bueno por naturaleza, sólo el entorno que lo rodea influye en la conducta de cada uno. Elphaba nació siendo una niña normal, pero como desde bebé la llamaban monstruo y demonio, ella acabó convirtiéndose en ello. Pero sus fuertes convicciones la ayudaron a perseguir su sueño: tener los mismos derechos que todo el mundo a pesar de las diferencias. 

El final cierra por completo la triste historia de Elphaba, no pude evitar sentir pena por su desgraciada vida. Pero deja un hilo abierto para aquellos que tengan gusanillo por saber cómo continúa en Hijo de bruja y conocer más cosas de la tierra de Oz.

Saludos ;)


6 comentarios:

Espe dijo...

Me encantaría poder leerlo *O*
Un beso

Margari dijo...

Lo de los saltos temporales me deja... Pero me tienta este libro, así que caerá seguro.
Besotes!!

Melissie dijo...

Ohhh parece un libro especial ^^

pat8155 dijo...

tengo el libro, mne lo compre porque además tengo el cd del musical, asi q en cuanto pueda lo leere, porque me gusta leer los libros de los musicales que tengo, gracias por la reseña!!

Mi sala de Lectura dijo...

Muchas gracias por la reseña, pero no termina de gustarme mucho este libro.
Besos

aldogal dijo...

No conocìa el titulo y esta super super interesante. Resulta interesante los guiños a ese clasico cuento infantil, y aunque mantiene la esencia juvenil parace tambien qu logra darle un giro un poco màs serio a la historia.