TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 24 de enero de 2014

¿Hacemos palomitas? - El Hobbit: La Desolación de Smaug

Ficha Técnica

Título original: The Hobbit: The Desolation of Smaug
Año: 2013
Duración: 160 minutos
País: USA
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer / New Line Cinema / WingNut Films
Director: Peter Jackson
Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh, Guillermo del Toro
Género: Fantástico, Aventuras, Acción



Continúan las aventuras de Bilbo Baggins junto al mago Gandalf y trece Enanos liderados por Thorin Escudo de Roble, en una épica búsqueda para recuperar la Montaña Solitaria y el Reino Enano de Erebor.

Tras sobrevivir al inicio de su inesperado viaje, la Compañía sigue hacia el este y se encuentra por el camino con Beorn, el cambiador de piel, y con un enjambre de Arañas gigantes en el peligroso monte Mirkwood. Tras evitar que los Elfos del Bosque los capturen, los Enanos prosiguen su viaje hacia Ciudad del Lago, y finalmente llegan a la Montaña Solitaria, donde tienen que enfrentarse al mayor de los peligros, una criatura más terrorífica que cualquier otra que pondrá a prueba no solo lo profundo de su valentía sino también los límites de su amistad y la sabiduría del viaje: el dragón Smaug.

Trailer



Tenía muchas ganas de ver esta película y, sin ninguna duda, estamos ante una segunda parte que supera a la primera. Una película de aventuras espectacular, perfecta para despedir el 2013 a lo grande.

El inicio de La desolación de Smaug va directo al grano, tras un breve prólogo que nos recuerda qué fue lo último que ocurrió (el enfrentamiento con el pálido orco, Azoq, y la huida con las águilas), la compañía de enanos desembocan en el temible Bosque Negro.


Peter Jackson sabe perfectamente lo que esperan sus espectadores y no nos defrauda, al contrario, nos deja con la miel en los labios. Ofrece acción, humor, mucha aventura y pequeñas dosis de amor.


Hay que destacar el intento de dar más protagonismo a cada uno de los enanos, así conocemos las líneas sanguíneas que los unen con personajes de ESDLA.


El reparto, como era de esperar, sigue siendo estupendo. Martin Freeman ha mejorado notablemente desde la anterior entrega, se le ve mucho más a gusto con el personaje.

Tiene mucha más participación el enano Kili (Aidan Turner) y la elfa Tauriel (Evangelina Lilly) gracias a su espontáneo, y algo forzado, romance. Tauriel, a pesar de ser el único personaje inventado por Jackson, encaja a la perfección en la trama y se enlazan historias que no habríamos conocido jamás si no fuera por ella.



En cambio, Orlando Bloom pasa bastante desapercibido. La aparición de Legolas se anunció a bombo y platillo, pero luego no ha tenido tanto protagonismo, tal vez lo hayan reservado para la tercera parte... Lo que sí noté es la diferencia de carácter: mientras que en ESDLA es un hombre hecho y derecho, aquí encontramos a un chaval que cree a pies juntillas todo lo que dice papá, un crío que se ofende y se pica con mucha facilidad. Esa faceta tan dispar me gustó muchísimo.

Las secuencias de Gandalf (Ian McKellen) adentrándose en las ruinas de Dol Guldur y su enfrentamiento con el Nigromante encantan a los fans de El señor de los anillos, pues se crea un puente entre las dos historias. Me quedé con las ganas de saber más acerca de esas secuencias, pero estoy convencida de que en la tercera película conoceremos más a fondo esa parte de la historia.

A propósito, hubo varios comentarios que me molestaron sobre este tema. Muchos han dicho que estas escenas son "relleno para estirar el chicle", cuando en realidad son textos del propio Tolkien que no llegó a meter en El Hobbit porque lo había escrito para sus hijos y no creía conveniente que unos niños se asustaran con fantasmas y nigromantes, pero la idea SÍ estaba. Me pone de los nervios que la gente hable y critique sin molestarse en buscar un poco de información.


Por último, me queda hablar de Smaug. Creía que su aparición sería igual de breve que Gollum (quién me encantó), pero me equivocaba; el dragón es el plato fuerte. Al fin lo vemos en toda su envergadura, no sólo destaca por su imponente tamaño, sino por su personalidad. Sus escenas son una mezcla de conversación teatral y muestra de poderSmaug es un gran villano: calculador, rápido, listo, fuerte y con una gran ambición. 
Está claro que el dragón subestima al pequeño grupo de enanos y juega con ellos, no es que sea estúpido (como he leído por ahí), si quisiera fulminarlos lo haría, es un dragón ¡por el amor de dios! Puede hacer lo que quiera que nadie le va a rechistar. No hay más que ver cómo se ríe a medida que se desarrolla su conversación con Bilbo...
No quiero revelar muchos detalles, pero me quedo corta al decir que los efectos especiales son alucinantes. El dragón parece de verdad y da la sensación de que en cualquier momento va a atravesar la pantalla y a charlar contigo.

Merece una atención especial la magnífica escena de los barriles, en la que Jackson vuelve a demostrar su indiscutible talento para filmar asombrosas secuencias de acción. 
Por no hablar de los impresionantes escenarios nuevos y enfrentamientos mucho mayores que en la anterior película.




Obviamente, a los que nos gusta ESDLA y El Hobbit no nos aburriremos en ningún momento porque, a pesar de los 160 minutos, la película no se hace larga.


El final es sorprendente y nos deja con los dientes largos. Lo único que odio es que tengamos que esperar hasta diciembre para conocer el desenlace de esta increíble trilogía.


Saludos ;)


4 comentarios:

MeriiXún dijo...

Decir que quedé encantada sería quedarse corta. Me dio rabia que mucha gente dijera que era un tostón, cuando creo que todo lo que pasa es necesario y no sobra nada. Martin como Bilbo me encanta, cada vez me gusta más. El personaje de Tauriel me encajo perfectamente, y ni se nota que es inventado. Y Légolas...coincido en que sale poco, pero adoro tanto a este personaje...y me encanta la personalidad que tiene y como actúa Orlando, porque ponía cada cara...xD Algo que me encanto son las últimas frases de la película, las que dice Smaug, no sé porque pero me encantaron.
Tengo mil ganas de ver el desenlace!
Un beso :)

costurera cañera dijo...

A mi la historia de amor, no me hizo mucha gracias pero la pude aguantar.jajaja Y el resto de la película una maravilla, estoy de acuerdo que es mucho mejor que la primera^^ Y Smaug me encanta, siempre he querido tener un dragón.xD

Nos toca esperar un añito para ver la última película. quiero verla ya!!>.<

aldogal dijo...

Desde la ultima escena de la anterior sabia que esta me encantaria, me fascino el mundo que creo Jackson a partir de libro, le hace justicia sin dudarlo,

Rossy dijo...

Tengo muchas ganas de ver esta película ^^ me vi la primera y me encantó, a ver si la puedo ver prontito ;)
besos