TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¡¡Sorteo 6º Aniversario!!

¡¡Sorteo 6º Aniversario!!
Hasta el 11 de Enero de 2018

jueves, 4 de septiembre de 2014

El corredor del laberinto



  • Autor: James Dashner
  • ISBN: 978-84-9380-1311
  • Nocturna Ediciones
  • Año: 2014
  • 528 págs.
  • El corredor del laberinto #1
  • Precio: 17€



Cuando Thomas se despierta atrapado en un laberinto enorme con un grupo chicos, no puede recordar nada del mundo exterior salvo unos extraños sueños que no logra descifrar. Sólo uniendo los fragmentos de su pasado, junto con pistas que encuentra en el laberinto, Thomas podrá descubrir la forma de escapar.


Comenzamos la lectura tan perdidos como el protagonista, atrapados en un cubículo de piedra y rodeados por chavales poco fiables. Sin embargo, el lector ya sabe que hay gato encerrado y sospecha que el laberinto es que una prueba, un experimento o algún tipo de entretenimiento para mentes perturbadas. Esta sensación incrementa a medida que Thomas va desentrañando los secretos que esconde el laberinto y que lo señalan directamente a él como la clave de todo el meollo.

Es una distopía original. La trama cuenta con bastante acción gracias a los laceradores, unos monstruos medio mecánicos tan asquerosos como peligrosos. El ritmo aumenta conforme avanza la novela, aunque en mi caso, hasta que no pasé de la mitad del libro no supe realmente por donde va a ir el asunto. El autor apenas da pistas y esto, en lugar de crear ansiedad, provocó que me dejase llevar sin hacerme conjeturas. El escritor es un tanto repetitivo y no deja de insistir que Thomas ha tenido una vida antes de llegar al laberinto y continuamente nos explica sus breves sensaciones de que ya ha hecho determinada tarea o ha visto algo de antemano. ¡Tío, eso quedó claro desde el primer momento! No necesitamos que nos lo recuerdes decenas de veces...

La forma de expresarse, así como el vocabulario, son muy simples y llanos, nunca te encontrarás con una palabra enrevesada, y tampoco verás muchos sinónimos porque le gusta utilizar siempre las mismas. Quizá esto se debe a la traducción, que no es muy buena. A lo largo de la lectura hay palabras y expresiones que no encajan correctamente. Mientras leía no podía quitarme la sensación de que ciertas frases no se habían traducido bien.
También he notado que se está poniendo de moda inventarse palabras para que sustituyan los insultos; por ejemplo, es mucho más cómodo leer clonc en lugar de mierda, pero termina abusando de estos "insultos inventados" y al final es como si estuviera leyendo mierda todo el rato.

El libro es entretenido y se lee con bastante rapidez. Aún así, para mí no deja de ser una lectura más que no ha conseguido destacar, no ha logrado engancharme. Todo por culpa de una trama con bastantes incongruencias y del relleno, que hizo la lectura muy repetitiva, y unos personajes planos que no aportaban nada; daba igual si vivían o morían. Además, el final es bastante decepcionante. Una se imagina cómo va a terminar, pero no es justo que el autor resuelva en un sólo párrafo (sin más explicaciones) todos los misterios que rodean al laberinto.


Tengo ganas de que estrenen la película. Ya he visto un poco cómo es el laberinto y me dejó con la boca abierta, ahora quiero ver cómo han creado a los laceradores. Y creo que mi experiencia terminará con esa película porque no tengo ningún interés en seguir con esta trilogía.


Saludos ;)


4 comentarios:

Isabel dijo...

A mi me gustó mucho, de hecho ya tengo el segundo para ver como continúa la cosa... Besos.

Chibita dijo...

Hola! este libro me gustó más de lo que pensaba, tanto así, que se ha convertido hasta la fecha en mi mejor lectura del año.
Besos!

Laura S.B. dijo...

Opinamos lo mismo sobre esta novela. Me la habían recomendado y además había leído muy buenas críticas. El planteamiento es original pero el desarrollo deja mucho que desear, supongo que pierde calidad por culpa de la manía de sacar trilogías de todo.
Lo de las palabras inventadas me pareció un triste intento de emular a La naranja mecánica, aunque quizás lo haya hecho para que no le censuren los tacos, ya que es una novela juvenil.

Besos :)

Ana Mª García dijo...

Reconozco que no he leído el libro pero si he visto la película, lo se, es un pecado ( ;P ) pero no es la literatura que suelo leer aunque admito que la película estuvo muy interesante, no así la segunda parte...