TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 4 de octubre de 2014

Alas de Fuego y Alas Negras



  • Autor: Laura Gallego García
  • ISBN: 978-84-8483-3895
  • Editorial Laberinto
  • Año: 2009
  • 256 págs.
  • Libro 1/2
  • Precio: 16.95€ (Tapa dura)





La reina Marla, de sólo diecisiete años, es la soberana de una nación resplandeciente. Ahriel, un ángel femenino, está a su lado desde que nació con la misión de guiarla y protegerla, y de guardar el equilibrio en los reinos humanos. Pero cuando descubre una conspiración para iniciar una sangrienta guerra, Ahriel es traicionada y encerrada, con las alas inutilizadas, en la espantosa prisión de de Gorlián, un mundo primitivo, salvaje y brutal, de donde nadie ha logrado escapar jamás. Ahriel deberá aprender no sólo a sobrevivir en Gorlián, sino también a ver las cosas desde el punto de vista humano... a ras de suelo.




Fue el tercer libro que leí de Laura Gallego. Me gustó tanto que me convertí en fan suya al instante. Además, me siento muy orgullosa de tenerlo firmado por la propia autora.

Alas de Fuego cuenta con una historia de ritmo trepidante, no dejan de suceder cosas, de esas que enganchan y no te dejan vivir hasta que terminas.

El punto fuerte del libro es su protagonista: Ahriel. Al ser un ángel se da por supuesto que es muy buena y bondadosa (y lo es al principio), pero lo que la hace diferente es su evolución a lo largo de la historia. 
Laura Gallego huye del tópico de una heroína perfecta, de carácter inamovible que nunca dejar de ser ejemplar y, en el caso de que cambie, sería para ser aún más benévola y maravillosa. Por el contrario, Ahriel comienza siendo muy estirada y algo antipática... Pero en Gorlian, sin posibilidad de volar y con todo el mundo queriendo matarla, Ahriel espabila y deja aflorar sus emociones, convirtiéndose en una chica muy vital y apasionada que se cabrea, grita y pelea por las cosas malas que le suceden. Al final es una criatura que no es humana ni celestial, es sólo ella misma.

Tal vez yo sea un poco masoca, pero me encanta Gorlian y todos los misterios que encierra. Crear una cárcel tan original, sin puertas ni ventanas, y sin forma de escapar, me encandiló. 
También me hizo soñar con un mundo donde ángeles y humanos conviven en armonía. Siempre que leo un libro de LG no puedo evitar maravillarme ante la desbordante imaginación que tiene. En cada libro nos demuestra mil formas diferentes de ver la fantasía, y sin caer en demasiados tópicos.

Es una lectura breve, pero intensa, con una narración ágil y sencilla para captar el interés de niños y jóvenes. La trama está cuidadosamente elaborada, donde todos los detalles acaban siendo importantes tarde o temprano. Una historia repleta de sorpresas, giros argumentales y, en definitiva, de magia.

Sin embargo, el amor que experimenta Ahriel podría haberse desarrollado más. Su historia es muy bonita y muy triste, y se me hace muy corta. 
El final también llega casi sin darte cuenta, es inesperado y bastante cortado. Te deja boquiabierta y con unas ganas tremendas de saber más. Así que imaginaros mi desilusión cuando, en un principio, la autora no tenía intención de hacer una segunda parte. Menos mal que tras varios años y súplicas por parte de los lectores, recapacitó y nos obsequió con Alas negras.




  • Autor: Laura Gallego García
  • ISBN: 978-84-8483-3888
  • Editorial Laberinto
  • Año: 2009
  • 448 págs.
  • Libro 2/2
  • Precio: 18.95€ (Tapa dura)







El ángel femenino Ahriel ha recobrado su libertad y obtenido su venganza, pero aún hay algo que debe hacer. Tras acudir a rendir cuentas a sus semejantes en la Ciudad de las Nubes, se dispone a reanudar la búsqueda de la mágica prisión de Gorlian para recuperar aquello que dejó atrás al escapar. Está decidida a hacer cualquier cosa para encontrarlo, incluso interrogar a la única persona que sabe dónde se oculta. Llegar hasta Marla no será fácil, pero Ahriel no estará sola esta vez...



Cinco años pasaron hasta que la autora nos trajo la esperada segunda parte de Alas de fuego, cinco años que se nos hicieron eternos a los fans (todo hay que decirlo...)

Después de los primeros capítulos introductorios donde nos ayudan a meternos de nuevo en el mundo de Ahriel, la trama recupera los hilos que habían quedado sueltos y la historia pega un buen impulso, aunque más adelante descubrimos que se vuelve tan predecible que da lástima.

Es entretenido y repleto de acción, es un no parar y apenas dan tiempo a las emociones y sentimentalismos. Cuenta con una trama más elaborada, ya no sirve que Ahriel salte sobre los enemigos y los haga pedazos porque esta vez la superan en número y tiene mucho que perder, muchos obstáculos que superar antes de lanzar las campanas al vuelo. 

Se nota una gran mejoría respecto al primero, con descripciones más detalladas, más intensidad y seriedad en los diálogos. Por desgracia, Ahriel deja de ser el centro de atención de la trama por lo que pierde parte de la pasión que destilaba el primer libro. Le falta esa fuerza, esa chispa de magia que te obliga a leer sin parar, deseando conocer el final. Pero no me malinterpretéis, el libro se disfruta mucho gracias a sus aventuras y misterios.

El desenlace es cerrado y no puede ser más satisfactorio. Echaré de menos a Ahriel y sus amigos.

Saludos ;)

1 comentario:

Sary dijo...

¡Hola!
Tengo el primero de la bilogía, pero aún no lo he leído. Me gusta cómo hablas del desarrollo de la protagonista; creo que esa extraña cárcel también me llamará la atención a mí :P
El segundo tomo parece tener mucha más acción, espero que me gusten tanto como a ti :D
Un beso!