TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 11 de octubre de 2014

Las hijas de Tara



  • Autor: Laura Gallego García
  • ISBN: 978-84-3488-6292
  • Ediciones SM
  • Año: 2002
  • 272 págs.
  • Libro autoconclusivo.
  • Precio: 8.75€



En un futuro lejano, la Tierra se rebeló contra el ser humano y, en apenas pocas semanas, las plantas y los animales destruyeron la civilización, cubriendo el planeta de un inmenso manto vegetal, una enorme selva llamada Mannawinard, de manera que nuestro mundo volvió a adoptar el aspecto salvaje de los tiempos de la prehistoria. Los humanos supervivientes se atrincheraron en unas ciudades de alta tecnología, llamadas dumas, y desde allí atacaron sistemáticamente el bosque para hacerlo retroceder. Entre uno y otro mundo se extendían los Páramos, la frontera, un lugar contaminado donde nada o casi nada puede vivir. 

Siglos después, las fronteras permanecen estables. Las dumas han alcanzado un alto grado de desarrollo, y con su culto a lo artificial han creado una sociedad tecnológica en la que los robots hacen todo el trabajo y las megacorporaciones lo controlan todo. Mannawinard, por su parte, ha seguido creciendo y los humanos que han aceptado ir a vivir al bosque como salvajes tienen poder sobre la magia, un don odiado y temido en las dumas. 

Este es el mundo en el que vive Kim, una joven mercenaria de las dumas, a quien un día le encargan robar un androide de la poderosa corporación Nemetech. Pero algo extraño pasa; no se trata de un robot corriente, y pronto Kim deberá huir para salvar su vida en un viaje lleno de acción y aventuras, donde deberá enfrentarse a mercenarios, mutantes, robots de combate y bestias salvajes.



El libro empieza siendo muy interesante. Me gusta que muestre un futuro desolador, arrasado y dominado por la tecnología. (Ahora me doy cuenta de que ésta fue una de las primeras distopías que leí)

La trama no es ninguna novedad: la eterna lucha entre naturaleza y tecnología, pero es original la forma en que la autora ha retratado el conflicto. Sin embargo, se nota que ha querido contar mucho en muy pocas páginas, y esto hace que los hechos sucedan demasiado deprisa. 

La narración, como siempre, es amena y agradable, pero he echado de menos una buena descripción. Aunque diese algunos detalles sobre las criaturas y el bosque, tuve dificultades para imaginarlo. En mi mente la parte de las ciudades y la tecnología lo veía claramente, pero la otra estaba borrosa. Esforzarse un poco más en las explicaciones habría venido muy bien...

Mientras que la primera mitad del libro me gustó, lo siguiente me dejó un regusto muy amargo. Cuando la protagonista logra escapar de las hordas de robots y esconderse en el bosque, aquí es cuando la trama se descuelga. Le cuentan deprisa y atropelladamente cosas sobre magia y naturaleza, pero no llegan a profundizar y sólo pasan de puntillas. Principalmente, el final fue lo que me desagradó. Es demasiado precipitado, me hubiera gustado que siguiera un poco más y explicara cómo se toman el "despertar" los urbanitas.

También esperaba que la protagonista tuviera una evolución más pausada, más creíble. Ella se ha criado entre tecnología y, de repente, se convierte en una guardiana de la naturaleza sin comerlo ni beberlo, y ella acepta. Pues yo no me lo creo.

Para mí, este es un libro incompleto. La idea inicial es muy buena, pero le falta bastante maduración.

Saludos ;)

1 comentario:

Sary dijo...

Hola!
Este es uno de los libros de Laura que no he leído. Parece ser como La hija de la noche, con una historia simple pero entretenida.
Espero hacerme pronto con él ^^
Besos!