TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 26 de abril de 2016

1984




  • Autor: George Orwell
  • ISBN: 978-84-9989-0944
  • Editorial DeBolsillo
  • Año: 2013
  • 352 págs.
  • Precio: 7.95€





En el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos... hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna.


Para que os hagáis una idea de qué va este libro, se escribió en 1949 y nuestro protagonista se cría en un sistema totalitario. La sociedad está subyugada por el gobierno y controlada las 24 horas del día. Para sobrevivir es preciso actuar como el Gran Hermano desea, ya que un simple pestañeo sospechoso puede provocar tu "evaporación". Y Winston es un excelente actor. Por fuera es un fiel camarada, pero de puertas para dentro lleva a cabo su propia rebelión. Su principal arma es su memoria y su herramienta un simple diario donde, capítulo tras capítulo, irá plasmando cada pensamiento y recuerdo, narrando los acontecimientos presentes y pasados tal y como ocurrieron, y no como el Partido quiere que se recuerden.

Llega un punto que todos los capítulos tratan de este mismo tema: el Gran Hermano es malo, la impotencia de Winston ante tantas barbaridades y la imposibilidad de escapar de esta situación... Y por fin hacia la mitad del libro el protagonista decide coger el toro por los cuernos, dejar a un lado su querido diario y, hablando a escondidas con unos y otros, empieza a urdir una pequeña rebelión con resultados reales.

Desde el principio se percibe que el autor está en contra de todo cuanto describe y narra, que el llamado "Gran Hermano" le parece una aberración y un atentado contra la humanidad. En eso estoy totalmente de acuerdo. Pero bajo mi punto de vista, considero que un autor debería limitarse a escribir una historia y es trabajo del lector sacarle todo el jugo y llegar a la conclusión por si solo. No me gusta que el escritor me diga desde el principio cómo debo pensar o sentirme. No quiero que me diga "oye, este es el malo y hace cosas muy malas, hay que odiarle", en su lugar dame hechos, acciones y detalles de sus fechorías, y seré yo la que decida si debo odiarlo. Me gusta descubrir las cosas por mí misma, no que me las den masticadas.

Es una novela que te hará reflexionar, pero personalmente a mí no me ha gustado. Eso no quiere decir que no merezca que le deis una oportunidad, porque todos deberían leerlo al menos una vez para ampliar su mentalidad, tener mayor capacidad de crítica y conocer cómo funcionan algunas sociedades que hay en el mundo.

Saludos ;)

No hay comentarios: