TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 8 de noviembre de 2016

La sonata del silencio




  • Autor: Paloma Sánchez-Garnica
  • ISBN: 978-84-0812-7055
  • Editorial Planeta
  • Año: 2014
  • 896 págs.
  • Precio: 22€


Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero cuando cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. 

La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.


El hilo principal, protagonizado por Marta, Antonio y Rafael, se me hizo pesado como un ladrillo. Parece que la autora quiso tejer una trama fascinante y repleta de amor, traición, celos y llanto, pero en su lugar salió un culebrón cualquiera, tan falto de originalidad como las telenovelas que emiten por la tarde.

Uno de los principales problemas es que los acontecimientos están bastante desordenados. Tan pronto tenemos a la protagonista charlando con el cura del barrio, como de repente nos encontramos un flashback que, en la mayoría de las ocasiones, no aporta información relevante. El ritmo de este libro no me terminó de convencer, da la impresión de que la autora se hizo un lío con todas las ideas que quería plasmar, una sensación de que algo no estaba bien, como si la historia no encajara o quizá fueran los personajes los que estaban fuera de lugar. Porque esa es otra, ninguno de los personajes me gustó. Si no encuentro uno que me caiga un poquito bien y que me interese su vida, es poco probable que ese libro llegue a gustarme.

Hay un tema que se repite a la fuerza durante todos los capítulos: el dinero. Todos sabemos que es un bien muy importante en nuestras vidas, nadie lo niega. Pero la autora se centra demasiado en ese aspecto. Deja muy claro que es más importante el dinero que el amor, que un hombre con la cartera llena es un partidazo sin importar que no te guste como persona. Y eso me parece muy triste. Además, en ocasiones la autora se explaya demasiado y se desvía de la trama para irse por las ramas. No es lógico que utilice una página entera para describir una habitación que no volverá a salir en todo el libro. Es una forma muy evidente de alargar los capítulos para conseguir un tocho de 900 páginas... De verdad, rellenar por rellenar ¡no, gracias! 

El final una decepción total, no entiendo cómo la gente puede decir que es una final bonito. Debe ser que tengo un concepto totalmente distinto para esa palabra.

Es una lástima que el libro al que tenía ganas, no me haya entusiasmado nada. Creo que su grosor es lo primero que me desanimó y luego le siguió una trama sin encanto y unos personajes insípidos.

Saludos ;)