TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 18 de julio de 2017

El beso del ganador




  • Autor: Marie Rutkoski
  • ISBN: 978-84-1682-0160
  • Editorial Plataforma Neo
  • Año: 2016
  • 432 págs.
  • Maldición del Ganador #3
  • Precio: 16.90€





La guerra ha comenzado. En el centro del conflicto, Arin se enfrenta al imperio acompañado de nuevos aliados. Aunque está convencido de que ya no ama a Kestrel, no ha logrado olvidarla. En el norte, Kestrel está prisionera en un campo de trabajo. Mientras busca desesperadamente la forma de escapar, anhela hacerle pagar al imperio por todos los sacrificios que ha hecho.


Después del cortante final de El crimen del ganador, la autora, queriendo prolongar ese efecto, comienza este libro con un capítulo nada importante protagonizado por Arin. Tan sólo se trata de otro recurso más para alargar las ansias del lector por saber qué pasará con Kestrel. ¡Y vaya si lo consigue! No me imaginaba lo que iba a suceder. Sólo fueron necesarios dos capítulos para engancharme. 

¡Me encanta cómo escribe esta mujer! Su prosa es bella y poética, las descripciones de los sentimientos y las sensaciones de los protagonistas te meten de lleno dentro de la historia. Resulta muy atractivo ese contraste entre la brutal actitud de Arin en la guerra y la astuta estrategia militar de Kestrel. Hay gran cantidad de momentos en los que se pone a prueba el lazo emocional que los une y parece que su amor siempre es la principal víctima en cada conflicto que se presenta. Había una tensión constante que me mantenía en vilo capítulo tras capítulo; una tortura deliciosa.

El comportamiento de Arin me tiene totalmente perdida en este libro. ¿Qué es eso de ser un sanguinario guerrero? Hasta ahora jamás dio muestras de ser adicto a la guerra. No encaja con su personalidad, pero parece que lo tenía muy bien escondido. Además, no entiendo el rollo que se trae con su dios de la muerte. Espero que sólo sean supersticiones de los herraníes y el tema no se vuelva algo raro. Porque sería muy desconcertante que, de repente, los dioses fueran de verdad en una historia donde el realismo es uno de los puntos fuertes. Además, me parece poco creíble que Arin y el príncipe Roshar se hagan "super amigos" de un momento a otro. Es un hombre con el que me cuesta simpatizar porque me recuerda a una de esas serpientes que parecen tranquilas pero pueden atacar en cualquier momento. A diferencia de otros lectores, que les encantó la personalidad de Roshar, para mí fue un secundario cargante en bastantes momentos de la historia.

Otra vez me ha vuelto a pasar que, a mitad de libro, he sentido un fuerte bajón en el ritmo de la historia. Las primeras 200 páginas volaron entre mis dedos, pero después el ritmo bajó y hubo momentos done la historia se ralentizaba. La narración de la autora es muy descriptiva y eso hace que la lectura no sea tan fluida, algo que ha dificultado que avanzara en algunas partes. 
En uno de los capítulos finales, la estructura cambia y podemos ver que las historias de Arin y Kestrel se alternan: un párrafo para él y el párrafo siguiente para ella, y así continuamente. Esto, lejos de generar interés, sólo consiguió irritarme. Así que primero leí todos los párrafos de Kestrel y luego los de Arin, y disfruté muchísimo más el final.

¿Recordáis que la editorial hizo una encuesta para el color del vestido de la portada? Los lectores podían elegir entre rojo, verde o morado. Si en la portada original era rojo y, hasta el momento, habían seguido el patrón de los originales, no entendí que ahora dieran a elegir, pero bueno... Aún así, menos mal que al final salió el verde (aunque sigue sin gustarme), porque según las descripciones de la autora, el último vestido que se pone Kestrel es verde. ¿Qué hubiera pasado si los fans hubiesen elegido el morado? Pues que en España la portada no tendría ningún sentido. Me da rabia que dejasen la elección en manos de los fans cuando desconocíamos todos los elementos a tener en cuenta.

La verdad es que tuve dudas sobre qué puntuación darle. Me ha gustado más que el segundo, pero no tanto como el primero. Es un buen final para la trilogía, aunque quizá esperaba algo más impactante y me hubiera gustado un epílogo más largo. De todas formas, he disfrutado mucho y la trilogía se ha convertido en una de mis favoritas.

El beso del ganador es un buen final para una trilogía que os recomiendo a aquellos que os gusten las historias con personajes fuertes y carismáticos, con grandes dosis de amor, tensiones políticas y un mundo fascinante y único, todo con la gran prosa de Marie Rutkoski.

Saludos ;)

1 comentario:

Raimundo Barbado dijo...

Con respeto, se olvidaron del beso del perdedor.