TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 26 de octubre de 2017

Drácula




  • Autor: Bram Stoker
  • ISBN: 978-84-2066-5481
  • Alianza Editorial
  • Año: 2014
  • 576 págs.
  • Precio: 10.90€




Novela que sintetiza de forma inigualable varios temas profundos y fundamentales para el ser humano: la vida, la muerte, el bien y el mal, la luz y las tinieblas... en sus más diversas y ambiguas manifestaciones para alumbrar un relato fascinante que se ha convertido en un clásico indiscutible de la literatura de terror.


Desde niña he crecido con la leyenda del Conde Drácula a través de películas, series y multitud de versiones con algunos personajes o detalles en común, y muchos otros inventados. Por esa razón, tenía ganas de conocer la obra original. Cuando apenas acababa de empezar el libro pensé "¿Por qué he retrasado tanto este momento?" Llevaba al menos dos años en mi estantería y, aunque tenía ganas de ponerme con él, la falta de tiempo y las prisas siempre me echaban para atrás. Porque tengo una norma que nunca me salto con un clásico: dedicarle todo el tiempo que haga falta. Y hasta ahora sentía que no estaba en el mejor momento para satisfacer esa regla.

Al principio me llamó la atención que se tratara de un diario. Normalmente no me llevo bien con este tipo de narración, pero pronto la forma de hablar logró que me metiera de lleno en la historia. Es una pena que, poco antes de las 100 páginas, termina el primer diario y pasamos a leer unas cartas que relatan las vivencias de otro de los personajes. 
Todo el libro es así: diarios, cartas, telegramas, noticias de prensa, mensajes grabados en fonógrafo... de diferentes personajes que, de una forma u otra, acaban relacionados con Drácula. Por tanto, llegamos a conocer al mítico protagonista a través de los testimonios de otros, aunque Drácula aparece en escasas ocasiones durante toda la novela. El vampiro suelen estar presente en forma de animal o espectral, influyendo sobre las mentes de las personas más débiles, alimentándose de su ingenuidad, su miedo y su sangre.
Al tratarse de una novela compuesta por diarios y telegramas, uno de los puntos negativos es que se desconoce el aspecto de los personajes (en un diario no te describes a ti mismo), así que hay que esperar a que otro personaje haga dicha descripción. De ahí que, por ejemplo, aunque dicen que el profesor Van Helsing es pelirrojo, yo seguí imaginándolo moreno porque llevaba 300 páginas viéndolo así y no lo iba a cambiar a mitad de libro.

He notado que ninguna de las películas/series/versiones basadas en vampiros guardan relación con la obra original. ¿Quién dijo que Drácula dormía en ataúdes? Porque a lo largo del libro dejan muy claro que sólo puede descansar sobre tierra de su guarida vampírica, pero eso no quiere decir que lo haga en un ataúd. En absoluto. También me ha parecido muy curioso que, en varias ocasiones, se describe cómo Drácula pasea a plena luz del día sin problemas. Por tanto, la creencia de que los vampiros se convierten en cenizas bajo el sol es un mito añadido posteriormente.

Supongo que en el siglo XIX eran más impresionables, de ahí que incluyeran esta novela dentro del género de terror, pero en ningún momento tuve sensación de miedo/pánico/angustia. Al contrario, es un libro con el que me sentí muy cómoda y las ganas de leer iban en aumento a medida que avanzaba en la trama. Sin embargo, pierde algo de ritmo a partir de la mitad y se vuelve un tanto repetitivo, con ciertos altibajos en cada capítulo: momentos densos de conversación filosófica que me aburrían y otros momentos de acción y tensión en la investigación para dar caza a Drácula.

Un libro fantástico con una atmósfera de misterio que te atrapa, salvando esos pocos momentos donde abordaban filosofía y religión que pueden ser pesados. Una lectura que he disfrutado mucho, repleta de personajes con un alto sentido del honor y el deber. ¡Sin duda un libro imprescindible!

Saludos ;)

No hay comentarios: