TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 23 de julio de 2019

La comunidad del anillo



  • Autor: J.R.R. Tolkien
  • ISBN: 978-84-4507-3728
  • Editorial Minotauro
  • Año: 2002
  • 488 págs.
  • El Señor de los Anillos #1
  • Precio: 20.95€





En la adormecida e idílica Comarca, un joven hobbit recibe un encargo: custodiar el Anillo Único y emprender el viaje para su destrucción en las Grietas del Destino. Consciente de la importancia de su misión, Frodo abandona la Comarca e inicia el camino hacia Mordor con la compañía inesperada de Sam, Pippin y Merry.  Pero sólo con la ayuda de Gandalf y Aragorn conseguirán vencer a los Jinetes Negros y alcanzar el refugio de la casa de Elrond en Rivendel.



Ya sea porque han leído el libro o visto las películas, la mayoría de personas que les gusta la fantasía conocen de qué trata este libro, al menos los detalles más sonados. Así que no pretendo centrar mis reseñas en esos acontecimientos, sino en las sensaciones que experimenté a lo largo de los capítulos y mis impresiones más relevantes. 

A pesar de ser la primera vez que leo El Señor de los Anillos, a lo largo de casi toda la lectura tuve esa agradable sensación de que me encontraba en casa. Seguro que se debe a que conozco de memoria las películas y, además, acompañé la lectura con la banda sonora. Sin embargo, me sorprende y me molesta a partes iguales que, a estas alturas, las nuevas ediciones de El señor de los anillos aún tengan erratas. Es algo que no comprendo.

Continuaré adentrándome un poco en la trama. Durante algo más de la mitad del libro los personajes se limitan a caminar. Aquí Tolkien describe con gran número de detalle los árboles y la hierba circundantes, su forma y color, la agudeza de sus hojas, la belleza del cielo diurno y nocturno, y nos recuerda constantemente la fatalidad inminente. Me pone un tanto de los nervios que muchas descripciones del paisaje hablen de sur, este, oeste o norte. Lo siento, pero yo me oriento fatal y que me digan “el río venía del nordeste y se ocultaba por el suroeste", sinceramente, no me parece muy significativo. Y esto ocurre en todas las descripciones de bosques, montañas, colinas, arroyos... Se me hizo muy cargante y me sacaba de la historia. 
No obstante, me resulta extraño que describa con tanto detalle estos elementos y, en cambio, apenas profundiza a la hora de hablar de los protagonistas. Es cierto que, de vez en cuando, explica cómo son los ojos, la barba, la forma de la nariz, la altura o la profundidad de las pisadas al caminar, pero son migajas que disemina a lo largo de todo el libro, por lo que el lector tiene que estar actualizando continuamente su imagen de los personajes para ir añadiendo estas puntualizaciones.

Supongo que esto puede suponer un inconveniente para lectores que no han visto las películas previamente. En este aspecto soy consciente de que he jugado con ventaja y no tenía que esforzarme para imaginar a los personajes. Ya los conocía, sabía cómo eran física y mentalmente, recordaba sus voces, veía con claridad cada paisaje y era capaz de escuchar la música que suena en cada capítulo a medida que avanzaba en la historia. 
Realmente estoy maravillada con la adaptación de la película. ¡Diálogos calcados! Por supuesto no es fiel al 100%, pero bajo mi punto de vista, los cambios que se hicieron fueron para mejorar la historia. Había muchas pausas de varios meses o incluso años entre una aventura y otra, y no tenía sentido que eso se reflejara también en la película. Además, me gusta que ciertos personajes, como Arwen, tuvieran más protagonismo que la fugaz aparición que tiene en este libro. 

Tolkien nos trae una amplia gama de personajes con nombres muy diversos pertenecientes a diferentes razas de la Tierra Media: magos, hobbits, elfos, enanos, gigantes, trolls, orcos y todo tipo de animales. Pero realmente los más relevantes son los principales: Frodo, Bilbo, Gandalf, Aragorn, Boromir, Sam, Pippin y Merry. 
El único personaje que me chirrió fue Tom Bombadil. Un tipo peculiar desde luego, pero realmente no entendí su papel en toda esta historia. Creí entender que es la personificación de Dios, aunque tampoco estoy segura. Los capítulos en los que aparece Tom me resultaron algo aburridos y faltos de contexto, como si se hubieran incluido "porque sí", sin ninguna relación con la trama. 
Es innegable que Tolkien es un lingüista increíble, su trabajo para elaborar las diferentes lenguas, sobretodo la élfica, y sus esfuerzos para desarrollar la rica y fantástica historia del universo que contiene sus libros no deben ser ignorados de ninguna manera. Sin embargo, debo confesar que muchos de los poemas y canciones me los salté. No me gustan estos añadidos. 

¿Qué más puedo decir de este libro tan comentado y conocido por todos? ¿Cumplió mis expectativas? Desde luego he disfrutado, pero me temo que no tanto como la película. Aunque el libro es la esencia, en la pantalla viví realmente esta épica historia. ¡Pero por fin puedo decir que he leído el primer libro de El Señor de los Anillos! Mi condición de fan de la saga no era muy creíble sin haber leído nada de Tolkien, salvo El Hobbit hace unos años, pero ya soy fan con todas las de la ley.

Sigo sin entender cómo alguien puede decir que este libro es aburrido. Hacia el final las aventuras son más emocionantes y peligrosas aún. ¡Estoy preparada para seguir con Las Dos Torres!

Saludos ;)

1 comentario:

Naya_gm dijo...

Hola!
Lo he leído un par de veces, la primera me costó un poco, no debía ser mi momento, la segunda lo disfruté mucho
Gracias por tu reseña
un besazo ♡

- - El Mundo de Naya - -