TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 9 de julio de 2019

Robinson Crusoe



  • Autor: Daniel Defoe
  • ISBN: 978-84-1508-9469
  • Plutón Ediciones
  • Año: 2013
  • 288 págs.
  • Precio: 5€



Un naufrago inglés, habiendo sido arrastrado a la orilla tras un naufragio en el cual todos los hombres murieron excepto él, logró sobrevivir cerca de veintiocho años en una isla deshabitada en las Costas de América, cerca de la desembocadura del gran río Orinoco.


Todos conocemos al famoso Robinson Crusoe, quien tuvo que ingeniárselas para sobrevivir en una isla desierta. Dado que la historia está narrada por el protagonista y que habla siempre en pasado, se puede deducir desde el principio que logró salir de la isla con vida.

Al inicio del libro el protagonista, como ejemplo de su juventud e inexperiencia, nos explica sus tremendas ganas de vivir aventuras y viajar por el mundo. Un ansia que termina con él en mitad de una isla desconocida sin más compañía que un barco medio hundido. Antes de comenzar la lectura pensé que su situación sería mucho más lamentable de lo que fue en realidad. Ciertamente está atrapado, pero cuenta con todo el cargamento del barco para él. 
No obstante, con el paso del tiempo, Robinson acaba añorando la vida sencilla con sus padres, llena de cosas que antes rechazaba y calificaba de "mundanas y prudentes", pero que luego echaría en falta. Viene a medida el dicho "nunca sabes lo que significa para ti hasta que lo pierdes". 

De todas formas, es evidente que la necesidad agudiza el ingenio y, al no poder aprovecharse de la experiencia de otros, Crusoe se las ingenia con lo que tiene y se vuelve un experto en construcción, organización y distribución, priorizando cada elemento según sus necesidades. Logra construir un refugio práctico y funcional, así como abastecerse de bastante comida y estar seguro (eché en falta algún dibujo, aunque fuera esquemático, de esa famosa fortificación que construyó como refugio)Sin embargo, lo que al principio resultaba interesante: ver cómo construye su fuerte, cazar, pescar, aprender a cultivar y domesticar a los animales... llega a cansar y aburrir. Sin duda el autor trata de ser original añadiendo cada vez proyectos más complejos, como fabricar una canoa o un horno de pan, pero no deja de ser todo lo mismo. No pude evitar imaginar que estaba jugando una partida de Minecraft.

A medida que avanzaba en la lectura, me parecía alucinante la actitud de Crusoe. SPOILER Lleva casi 30 años en su islucha cuando de repente aparecen salvajes y otros náufragos a los que logra rescatar, ¿y lo primero que piensa es en convertirlos en sus esclavos? ¿Pero de qué va? ¡Se cree algo y no tiene donde caerse muerto! Sin importar las calamidades que haya sufrido, es evidente que sus aires de grandeza no han disminuido un ápice. FIN.

Comprendo que todo es ficción y las aventuras del libro tienen como objetivo entretener al lector. Pero me choca que sea tan poco realista. A pesar de ser un engreído y un estúpido, a Robinson le sale casi todo bien. Se vuelve el más habilidoso e inteligente de los hombres. Proyecto que se propone realizar, proyecto que concluye con satisfacción. También vive en una isla donde crecen y se reproducen sin parar, en perfecta armonía, diferentes especies de animales, plantas y árboles de distintos climas, ¡lo siento, pero no tiene sentido!

En resumidas cuentas, el libro no me ha entusiasmado. Agradezco que sea corto y no haber dedicado mucho tiempo en su lectura. 

Saludos ;)

No hay comentarios: